Ahora
Loading...

13 muertos por la tormenta de nieve en Nueva York.

El trágico saldo por la tormenta de nieve que afectó el noreste de Estados Unidos aumentó el viernes a 13 muertos con la confirmación de tres víctimas más en Buffalo, en el oeste del estado de Nueva York, donde la preocupación ahora son las inundaciones.


“Hemos pasado lo peor. La temperatura aumentará en los próximos días. Y con el calor llegará el derretimiento y las inundaciones”, señaló en conferencia de prensa el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, de visita en Buffalo, cerca de las cataratas del Niágara y la frontera con Canadá.

Se esperan crecidas de entre 1,5 y 1,8 metros, afirmó de su lado Marc Poloncarz, el responsable del condado de Erie, uno de los más afectados por la tormenta que comenzó el martes y sólo cedió el jueves por la noche.

Tras una temperatura de -2 grados celsius el viernes, el pronóstico meteorológico anuncia 11º el sábado y 15,5º el domingo.

Si bien la situación comenzaba a normalizarse, Poloncarz confirmó tres nuevas muertes, que elevan a 13 el saldo de víctimas fatales.

Dos ancianos fallecieron cuando estaban siendo trasladados de un hogar para abuelos dañado por la tormenta en Cheektowaga, cerca de Buffalo, en la frontera con Canadá.

Además, un hombre de 50 años fue hallado muerto en su vehículo, también en Cheektowaga.

Las autoridades ya habían informado antes de diez víctimas mortales, entre ellas varias que sufrieron una crisis cardíaca mientras despejaban la nieve, otra que fue atropellada cuando iba a ayudar a liberar un vehículo y dos por hipotermia.

La colosal tormenta destruyó techos y tejados, dañó casas y negocios, llevó a la cancelación de vuelos y bloqueó a automovilistas hasta por dos noches en autopistas.

Cuomo había decretado el estado de emergencia en una decena de condados del noroeste, donde las oficinas estatales permanecieron cerradas el viernes.

  
Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas @FarandulaShow

0 comentarios :

Publicar un comentario