Ahora
Loading...

Un arquero de fútbol infantil fingió una lesión para que juegue su compañero.


El fútbol infantil sirve para iniciar a los más chicos en el deporte, pero también –y sobre todo– para inculcar y promover valores. Muestra de eso fue lo que ocurrió este fin de semana en la provincia de Córdoba, en el marco de la final de un tradicional torneo.
Uriel Cuitiño tiene 11 años y es el arquero titular de Colonia Caroya, conjunto que ganó la zona interior del certamen. En la final, a su equipo le tocó enfrentarse con el colegio Espíritu Santo, que se impuso en la capital. Leer más: https://goo.gl/7LS9aP

Mira el vídeo:
Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas Farandula Show