Ahora
Loading...

La ballena sigue en la dársena y no se decide a salir a río abierto.

Técnicos de la Secretaría de Ambiente de la Nación, de la Dirección de Fauna y del Grupo de Acuáticos y expertos en cetáceos trabajan desde ayer a las 9 junto a efectivos de Prefectura para orientar a la ballena hacia aguas abiertas.
Si bien esta mañana logró llegar desde el Dique 4 hasta la dársena norte y se espera que próximamente pueda seguir su camino, el mamífero "pareciera no decidirse" a salir al río abierto, informaron los especialistas abocados a la tarea de preservación de la ballena jorobada.
El objetivo es “conducirla en su salida al río para que llegue al mar. En esta tarea, el tiempo apremia porque el animal sufre el agua dulce que deteriora su piel y sus ojos además de que carece de alimento”, advirtió hoy la Secretaría de Ambiente.
El animal mide unos seis metros y tiene entre uno y dos años, presenta signos de desnutrición y su piel está lastimada debido a la falta de sal, el agua dulce también anula su visión.
Los expertos estiman que se separó del grupo con el que migraba desde la zona Antártica, donde las ballenas jorobadas se alimentan en verano, hacia las aguas de Brasil, donde se reproducen.



Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas Farandula Show