Ahora
Loading...

Exitoso balance de la 6ta. edición online del Festival Internacional de Cine de las Alturas.

El Festival se realizó del 11 al 20 de septiembre y por primera vez tuvo un formato online. Esta decisión fue tomada por el Ente organizador como una alternativa para poder desarrollar el evento en medio de una situación que ha obligado a muchos festivales de cine a suspender sus ediciones 2020. A pesar de la crisis sanitaria mundial y con intenciones de darle continuidad a las políticas culturales es que el Festival Internacional de Cine de las Alturas optó por esta decisión.
Respecto a esta nueva modalidad a la que se adaptó el Festival, su co director artístico Daniel Desaloms comentó: “Hemos vivido una edición inédita, con gran convocatoria de público de todos los países andinos. Esta edición es el resultado de 6 años de trabajo, manteniendo el principal activo de nuestro festival: promover y difundir el cine andino y a sus creadores y creadoras”. El Festival de Cine de las Alturas representa una gran oportunidad para exhibir el cine de la región, y, en este nuevo formato también ofreció la posibilidad de llegar a todos los países que participan, creando nuevas audiencias y dando a conocer el evento en todos los países andinos.
El público pudo ver las competencias oficiales en la página web del Festival, así fue como, durante el certamen 31.611 espectadores de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela pudieron disfrutar del mejor cine andino en casa.

Por su parte el codirector artístico Marcelo Pont destacó: “Tuvimos un festival maravilloso, hemos disfrutado y también pudimos reflexionar y analizar diversos temas con los tres encuentros de cine que llevamos a cabo con grandes y prestigiosos trabajadores de la industria cinematográfica, como así también, las actividades académicas que son el valor agregado para seguir formando realizadores y realizadoras en la industria. También destacar la importante presencia del festival a través de las proyecciones de autocine con cinco funciones exitosas en San Salvador de Jujuy.”.
Los festivales de cine aportan mucho más que excelentes películas y la presencia de celebridades, estos eventos anuales alimentan al público con el valor perdurable de la cultura a través de lo mejor del séptimo arte, y, además, colaboran con la economía y el turismo de los lugares donde ocurren. Actualmente existen muchos certámenes de este tipo en el país, pero pocos se destacan como el Festival Internacional de Cine de las Alturas que desde el interior del país se presenta como epicentro de la cinematografía andina.
Durante el Festival, los espectadores pudieron disfrutar de 24 largometrajes internacionales y 10 cortometrajes de la región NOA de manera online y gratuita. Además, pudieron elegir sus títulos preferidos otorgando el Premio del Público en cada una de las competencias. Así fue como “Fuertes” de Oscar Sánchez y Franco Traverso, “Sembradoras de vida” de los hermanos Sarmiento y “El florecer de un bombisto” de Nicolas Stefanazzi fueron los films elegidos por el público.
En cuanto a la elección del jurado, las películas que se llevaron los laureles y el premio mayor de cada competencia fueron: “Los sonámbulos” de Paula Hernández (Competencia Internacional de Largometraje de Ficción), “El florecer de un bombisto” (Competencia Cortos NOA), “Juan” de Adrián Geyer y “Sacachún” de Gabriel Páez siendo la primera vez que el jurado decide elegir dos documentales para compartir el premio en la Competencia Internacional de Largometrajes Documentales.
Como en todas las ediciones, durante el Festival se brindaron 6 actividades académicas impartidas por reconocidas personalidades del cine, lo cual despertó el interés y convocó a estudiantes de toda la región que aprovecharon esta instancia gratuita de capacitaciones online. En cuanto a las actividades especiales, se dieron tres encuentros para tocar diversas temáticas de interés para el sector audiovisual. Daniel Desaloms moderó una mesa de lujo: “El cine post pandemia”, donde importantes realizadores y realizadoras andinas conversaron sobre la actualidad y el futuro de la actividad audiovisual en la región, participaron de esta mesa: Miguel Ferrari, Vanessa Ragone, Jhonny Hendrix, Antonella Estévez y Mariana Rondón Además, Desaloms tuvo un encuentro íntimo con el músico Federico Jusid, compositor de bandas sonoras originales para películas y series reconocido a nivel mundial por su excelente trabajo. Por su parte, la periodista Catalina Dlugi moderó el encuentro “El cine y la mujer” donde actrices y directoras expusieron sus experiencias y dialogaron sobre la problemática que atraviesa el género en la industria audiovisual, con la participación de Eva Bianco, Liliana Juárez, Lorena Muñoz y Ana Katz.
En esta edición, las redes sociales del Festival fueron el punto de encuentro de los directores y directoras con los cinéfilos. Durante todos los días se entrevistó a los directores en competencia para hablar de sus trabajos y contar la experiencia de sus rodajes. El Festival se presenta como un lugar de unión y convergencia, y si bien este año este encuentro no se pudo dar en las salas de cine, tuvo su lugar en las redes sociales.
Más de 200 estudiantes se inscribieron para tomar las capacitaciones con cupo, mientras que 16 mil personas siguieron por internet todas las actividades académicas, especiales y entrevistas del Festival en Facebook y Youtube.
En el marco del Festival, se desarrolló también la primera parte del 2° “Doculab de las Alturas” una clínica intensiva online de desarrollo de proyecto documental, donde el documentalista Ciro Novelli brindó las herramientas teórico/prácticas para el fortalecimiento de los proyectos que fueron seleccionados: 10 del NOA, 1 proyecto de Bolivia seleccionado por Bolivia Lab y 1 proyecto de Tierra del Fuego seleccionado por el Festival de Películas Nativas Arica Nativa de Chile.
En esta edición el Festival tuvo una sola actividad presencial y fue el autocine, se pudieron llevar a cabo cinco funciones de autocine en San Salvador de Jujuy. De esta manera, y ajustándose a un estricto protocolo de seguridad e higiene, los jujeños pudieron disfrutar de esta alternativa que se presenta como una actividad cultural segura para ser realizada en el contexto actual. De las funciones participaron un total de 1554 espectadores y, si bien las entradas fueron gratuitas, se recibieron donaciones de elementos de limpieza que sumaron un total de 608 litros entre lavandina y alcohol, además de artículos de limpieza y alimentos. Todo lo recaudado fue donado a tres instituciones locales: Centro Vecinal de Susques, Hogar San Antonio y al grupo "Jóvenes solidarios por su barrio" quienes lo distribuirán en los comedores de los barrios Malvinas, Moreno y Santa Rita.
El autocine contó con una programación variada donde se priorizaron las producciones regionales. Se llevaron a cabo dos pre estrenos de telefilms que fueron realizados en Jujuy con el apoyo del Gobierno de Jujuy y el INCAA a través del “Concurso Provincial de Producción de Telefilms de Ficción y Documental 2018”. Por un lado, el telefilm titulado “Buscando a Yavi” del director Patricio Artero, documental que pone en valor la vida del Marqués de Yavi; y por otro lado, el telefilm de ficción "Siervo Ajeno" de Blas Moreau, una historia dentro de los días previos al Combate de Quera.
Si bien la 6ta. Edición del Festival fue inédita y lejos de las salas de cine, se presentó como un desafío y una oportunidad para ampliar su alcance y a su vez, ser la pantalla que abre el juego para las producciones de la región en un momento tan crítico para el sector audiovisual. De este modo, el Festival de Cine de las Alturas logró continuar cumpliendo con los objetivos que lo originan aún en tiempos difíciles, siendo un espacio fundamental para la exhibición del cine regional, la formación profesional y el fomento al área audiovisual.

Mirá #FarándulaShowTv:
Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas @FarandulaShow

0 comentarios :

Publicar un comentario