Ahora
Loading...

Jorman Campuzano: "Se va a recordar por siempre"

Jorman Campuzano, volante central del Boca campeón, charló con el departamento de Prensa de Boca Juniors y contó lo que significó ganar la Superliga, sobre su nivel personal, cómo lleva la cuarentena, el rol de los referentes, Russo, Tevez, Riquelme, el reto del Patrón Bermúdez, su futuro en el xeneize y mucho más.
Son tiempos de cuarentena y aislamiento social. Niños, niñas, jóvenes y adultos realizan sus tareas desde sus hogares para evitar que la pandemia de coronavirus se siga propagando. La tecnología ha contribuido para trabajar y estudiar mediante computadoras o celulares. Los jugadores de Boca no son la excepción y, en cuarentena como nosotros, usan diferentes apps y
programas para no perder el nivel con el que lograron seis triunfos al hilo y les permitió ser campeones en la última fecha de la Superliga. “Lo importante es seguir trabajando y no perder el ritmo”, afirma Jorman Campuzano, uno de los emblemas y figura del Boca campeón. El colombiano de Tamalameque no sólo se refirió a su vida futbolística y lo que extraña al “balón” y a sus “panas”, sino que también contó sobre su infancia, comparó su historia de vida con la de otros ídolos del club, la importancia de tener cerca a hombres como Román y el Patrón, la locura del histórico campeonato conseguido y el deseo de quedarse en el Xeneize por
muchos años más.
Humilde, simpático, agradecido y con una timidez propia de aquellos que no se creen más que nadie porque todo se lo han ganado con sacrificio, Campuzano desde el arranque de la nota aclaró cuáles son sus prioridades en este contexto de pandemia mundial: “Aquí estamos para compartir esta situación que estamos viviendo. Es un poco complicado, pero es para que
nos demos cuenta de que hay cosas más importantes que el fútbol como la vida y la salud. Hay que cuidar la vida”.

- ¿Cómo estás pasando estos días de cuarentena en tu casa y cómo pasa los
días un deportista profesional estando encerrado?
- Para nosotros es un poco complicado no tener contacto con la pelota y con el
campo, pero yo creo si eres un jugador profesional estás 100% dedicado al fútbol.
Trabajas en tu casa, así sea con un plato o una cuchara, buscar algún ejercicio
que te ayude a mantenerte físicamente. Con la familia comparto mucho más,
inventamos juegos o buscamos por internet qué juegos podemos compartir con
ellos.

- Más allá que estás acompañado de tu mujer, imaginamos que se debe hacer difícil tener al resto de tu familia lejos en Colombia…
- Si, se hace complicado tener a la familia en Colombia. Está la mayoría de mi familia allí: mi padre, mis dos hermanos y mi mamá están juntos en mi pueblo. Estamos en contacto sobre todo lo que está pasando a nivel mundial.

-¿Cómo llevas este parate obligatorio?
- Es complicado, porque nos gusta el fútbol y nos gusta estar en contacto con la pelota. Ahora podemos hacer los ejercicios que nos manda el profe (Lanatta) por acá (aplicación de video llamada Zoom). La verdad que con estos medios tenemos la posibilidad de comunicarnos, de vernos y trabajar todos juntos que es lo importante. Siempre estamos en contacto con el cuerpo técnico y los compañeros.

- ¿Cómo son estos entrenamientos virtuales?
- La verdad que sé muy poco de tecnología, el profe (Lanatta) nos manda el link y él nos va diciendo, a través de la pantalla, los trabajos que tenemos que hacer. Sabemos que no es igual, porque no es como tener tu espacio y tu campo de juego donde podes hacer todos los ejercicios y eso es un poco complicado. Lo importante es seguir trabajando y no perder el ritmo. Lo de la aplicación no sé explicártelo, pero nos comunicamos todos. Yo simplemente paso la pantalla y los veo a todos. Veo como 18 pantallas todas juntas (risas).

- ¿Entonces el grupo de WhatsApp de los jugadores sigue activo?
- Si, seguimos activos por los trabajos. También preguntamos por la familia, por una broma que hacemos, cualquier imagen que vemos por ahí de fútbol o por cualquier cosa que nos saque una sonrisa a nosotros. Es muy lindo ser una familia entre todos.

-¿Se desafían también entre ustedes en los challenges?
- Sí, sí. Igual, muy poco me gusta buscar “guerra” en esos pequeños challenges. Porque la verdad que van a salir bailando y ya saben cómo baila Seba (Villa) o Frank (Fabra) y la verdad que no quiero pasar pena bailando en ninguna red social (risas) Trato de no competir, de hacer lo que me gusta con el balón. Lo del baile se lo dejo a ellos que tienen el swing jajaja.

- ¿Quién es el más bromista de los tres colombianos? ¿Vos, Fabra o Villa?
- Depende de la circunstancia. El más recochero, en el sentido de hacerte bromas, es Frank. Yo soy más de mechar chistes. Y Villa es más de enojarse de nuestras bromas (risas). Cada quien tiene un poquito para hacer reír.

- Nos faltó un nombre entre los colombianos: Jorge Bermúdez ¿Cómo es tu relación con el Patrón?
- El Patrón es un modelo a seguir para nosotros los colombianos. Ha logrado muchas cosas con la institución y siempre está ahí dándonos consejos. La primera llamada que recibí de él fue un regaño. Cuando perdí el vuelo -llegó tarde al inicio de la pretemporada porque perdió el avión en Colombia-, él fue el primero en llamarme y me hice responsable de eso. Cuando lo vi, me retó para corregirme. Pero fue de la mejor manera. Para mí fue como un regaño de papá, lo supe tomar y desde allí las cosas vienen haciéndose de la mejor manera con los consejos que
me está dando.

- ¿Y cómo es la relación con los otros referentes que integran el consejo de fútbol del club cómo Riquelme, Cascini o Delgado?
- Están muy pendientes a todo lo que hacemos en el plantel. Román (Riquelme), el Chelo (Delgado), Raúl Cascini y hasta el profe de la reserva (Battaglia), que es el que más títulos tiene de la institución, están pendiente de todos nosotros y nos dan consejos. La verdad que soy muy poco de acercarme a ellos por el respeto que les tengo y por todo lo que han ganado, pero sí veo las cosas buenas que ellos hacen. Estoy pendiente a lo bueno que ellos hacen y aprendo mucho de eso.

- Tenés 23 años y cuando Boca le ganó la intercontinental al Real Madrid en el 2000 tenías casi 5 años, eras muy chiquito, pero eran también tus primeros pasos en el fútbol ¿Eras de mirar a Boca ya en ese momento?
- Sí, claro. Si alguno de la década mía te dice que no, está mintiendo. Boca siempre estuvo entre los mejores equipos del mundo. Lo han comparado con Barcelona, Real Madrid, Manchester United o el Milan. La verdad que Boca está siempre una escala por encima de cualquier equipo. Era mucho de ver a Román y las salidas que hace la hinchada, era algo que los colombianos admirábamos mucho. La verdad que nunca pensé que lo iba a vivir. Ahora que lo estoy viviendo es algo impresionante lo que vives adentro de La Bombonera. Todos esos sueños
se están haciendo realidad para mí y para muchos colombianos.

- Y es un sueño porque no fue nada fácil en tus inicios…
- Sí. Si saben algo de mi historia, saben que fue muy difícil. Al día de hoy lo vivo como algo muy lindo porque si bien esto es un sueño que tenía desde niño, todos los tropiezos que me dio la vida me están dando ahora la sabiduría de vivir las cosas buenas.

- Esa historia de vida que contás, tan sacrificada y que te ha tocado pelearla en carne propia, está muy identificada con la de otros ídolos del club como el Tevez, compañero tuyo en la actualidad, Maradona o Riquelme. Ese sacrificio y lucha está en el ADN de esos ídolos xeneizes ¿Te sentís identificado con ellos?
- Sí, con ellos y con muchos jugadores en el mundo que han pasado por una situación difícil, incluso más difícil de la que yo he vivido. La de Carlitos, por ejemplo, todo lo que sufrió y que la muestra en su serie. Desde el primer momento que salió me la vi y estoy esperando que saque la segunda temporada. Todo lo que él vivió, ahí me di cuenta que sí sufrí en la vida, pero no lo suficiente como otros grandes jugadores y no solamente jugadores, sino también cantantes
y otros que logran superarse en la vida.

- ¿Cómo fue la noche de la consagración en la Superliga? ¿Cómo fue ese clima? Esa noche histórica y se va a recordar durante muchos años y tu figura y la de tus compañeros se va a acrecentar cada día más ¿Pudiste tomar noción de lo que lograron?
- Sí, claro. Eso es algo que nadie va a borrar de su mente. Lo que vivimos esa noche… Todavía al día siguiente me tocaba y no lo podía creer ¡Salir campeón con Boca! No es fácil salir campeón de una de las mejores ligas del mundo como la argentina. Es algo que van a pasar los años y siempre va a ser recordado por el hincha de Boca.

- Imagino que debe tener un gusto especial ganarle el título al clásico rival…
- Sí. Sabemos que tiene un plus especial por ser el clásico, el rival. Ellos venían haciendo las cosas muy bien, pero nosotros también y sabíamos que el que tuviera un bajoncito iba a perder el campeonato. Lo tuvieron ellos en las últimas dos fechas y nosotros hicimos nuestro trabajo. Cuando escuchamos el pitazo final, todos nos quedamos mirando a los lados sin saber que había pasado y cuando arrancó a correr el primero… Bueno, una locura ¡Hicimos historia! Una historia que nunca se va a olvidar en los hinchas ni en nosotros los jugadores. Está claro que tuvo un plus el ganar este título.

- ¿Cambió algo del Jorman Campuzano de sus inicios a este titular del Boca campeón?
- Sí, ha cambiado mucho. Cada año aprendo más. Los años te enseñan cosas nuevas en el fútbol. Primero le pedí a Dios el sueño de ser profesional y ahora miro donde estoy y me digo “El Señor además de cumplirme ese sueño me tiene para cosas grandes”. Yo estoy cumpliendo el sueño de muchos niños en Colombia o Argentina, muchos me tienen como ejemplo por lo que me tocó vivir para llegar. He aprendido mucho de todos los entrenadores y equipos en los que estuve y he mejorado mucho en este tiempo.

- ¿Sabías que muchos hinchas xeneizes en las redes hablaban del “Boca de Campuzano”?
- Cuando salimos campeones no me lo creía y después no tuvimos ni tiempo de celebrar porque tuvimos que concentrar para el partido siguiente. Yo soy de ver muy poco las redes sociales pero algunos amigos y familiares me lo han dicho. Pienso que un sólo jugador no gana un partido ni un campeonato. Esto va desde el utilero hasta el cuerpo técnico. Esto es de todos. Si lo han dicho, deberían poner “el Boca de Campuzano y de todos sus compañeros” porque uno solo no puede lograr los objetivos.

- ¿Y qué papel tuvo Russo en todo esto? En el campeonato y en tu nivel personal…
- Yo lo conocía al profe (Russo). Lo sufrí. Perdí en Colombia una final con él. Desde el primer día nos dijo que todo iba en la confianza y que fuéramos una familia, que nos apoyáramos los unos a los otros y eso es lo que se está viendo en la cancha.

- Imagino que la confianza de Russo debió ser muy importante y en una posición que antes ocuparon otros compatriotas como Chicho Serna o Wilmar Barrios…
- La confianza de Russo fue muy importante desde el primer día. Me entrené duro porque sabía que había cometido un error al llegar tarde el primer día. Compañeros referentes que me conocían y sabían de mis ganas y mi talento, me aconsejaron que la única solución era matarme en la cancha y entrenarme y entregarme al 101%. El apoyo de mis compañeros fue clave. Russo también me dijo “ahora ganate tu lugar con trabajo, sacrificio y con respeto a tus compañeros”.
Desde ese día empecé a trabajar pensando en eso y cuando me dio la oportunidad la quise aprovechar desde el primer momento. Antes de llegar a Boca sabía que acá trataban muy bien y querían mucho a los colombianos. Eso es por los jugadores que han pasado por el club como Wilmar o Córdoba, Bermúdez, Serna que hicieron que el país se ganara un respeto con
todo lo que consiguieron. Ahora me toca a mí y quiero dejar mi nombre en alto en
esta institución y lograr muchas cosas con Boca.

- Si bien al principio te costó la adaptación al fútbol argentino ¿Sentís que ahora te volviste una pieza clave de este Boca?
- Sabía que la adaptación iba a costar porque el fútbol argentino es muy diferente al colombiano. Pero no pensé que me iba a llevar tanto tiempo. Un año casi. Venía aprendiendo con Alfaro a jugar de doble 5 pero no estaba acostumbrado. En mis 4 años de carrera nunca había jugado con ese sistema, siempre fui 5 solo. Quería aprenderlo igual para crecer porque no todos los DT juegan de la misma manera. Después llegó Russo y me dio la confianza. Todos fuimos importantes. Sé que resalto más siendo titular pero todo el equipo fue importante para obtener el campeonato y para mi nivel.

- ¿Esta es tu mejor versión o todavía nos podemos ilusionar con más?
- No, tengo mucho más para dar. Tengo 23 años y soy de los más jóvenes del plantel. Tengo grandes compañeros, referentes y un gran cuerpo técnico del cual seguir aprendiendo.

- ¿Y cuál es tu modelo de 5 a seguir?
- Siempre me gustaron mucho Arturo Vidal y (Marco) Verrati. Tienen gran técnica,
recuperación y entrega. Que son cosas que en mi posición hay que tener sí o sí.
Un 5 tiene que tener marca, quite y también saber pasar la pelota y obviamente la
entrega que eso es fundamental. La entrega no puede faltar.

- Vos además de la entrega le diste mucho fútbol a Boca…
- Yo creo que un 5 tiene que saber dar un pase, saber en qué posición mostrarse, darle opciones a tus compañeros… Creo que tanto Verrati como Vidal cumplen con eso.

- ¿Qué significa La Bombonera?
- No hay palabras para decirte que es La Bombonera y la hinchada de Boca. Cada partido te sorprende más. No se entiende de dónde sacan tanta energía para alentar y ese amor que sienten por la camiseta. Si lo tuviera que definir con una sola palabra sería “único”. Boca es un club único, el hincha de Boca es único y La Bombonera es única.

- ¿Y es cierto que en Tamalameque, tu pueblo, había una Bombonera también?
- Sí, era la cancha donde jugábamos de pequeños. Es como un cuadrado rodeado de casas. Rompíamos muchos bombillos de luz porque muchas de las casas no tenían ni vidrios. Venían a jugar de otros barrios y se armaban lindos partidos con mucho apoyo de la gente.

- Ya saliste campeón, fuiste titular, fuiste ovacionado ¿Te quedan sueños por cumplir con Boca?
- Muchos. Tengo la cabeza puesta en Boca. Quiero ganar la Libertadores y seguir sumando títulos. Quiero quedarme mucho tiempo en Boca.

- ¿Cuánto tardaron los hinchas después de ganar esta histórica Superliga en pedirte la Libertadores?
- Desde antes de ganarla (risas). Me lo decían y repetían en todos lados. Sabemos lo que significa la copa para Boca y la historia que tiene en el club.

- Muchos se ilusionan con que con este campeonato arrancó un “nuevo Boca”. ¿Ustedes lo sienten así desde adentro?
- Nosotros sentimos que somos un equipo, una familia. Y cuando todos caminamos y tiramos para el mismo lado es muy difícil que derroten a una familia.

- ¿El club cambió con la llegada de una nueva dirigencia y los referentes históricos que se hicieron cargo del fútbol?
- Yo me encargo de jugar al fútbol. Los dirigentes se encargan de que no nos falte nada. Y nunca nos ha faltado antes. No te puedo decir qué dirigencia fue mejor pero sí esta tiene un plus con los ex jugadores que son referentes para nosotros. Román (Riquelme), Bermúdez, el Chelo (Delgado), Cascini y también Serna que sé que no está en el club pero siempre me aconseja y sé que habla con ellos.

- En este “nuevo Boca” también vimos a un nuevo Tevez, revitalizado ¿Cómo lo vieron ustedes desde adentro?
- Lo de Carlitos no me sorprende. Ganó todo. Lleva 28 o 29 títulos... Él hace todo con sacrificio y por el amor que siente por Boca. Eso es lo que trata de inculcarnos a nosotros. Nos hace ver lo lindo que es estar en Boca y lo difícil que es llegar a un club así. Desde adentro disfrutamos el nivel que tiene y ojalá siga así por muchos años.

- ¿Qué mensaje les darías a los chicos que por ahí la están pasando mal y que viven en situaciones complicadas?
- Al que tenga un sueño le digo que no lo abandone, que siempre hay que luchar por sus sueños. Siempre va a haber obstáculos pero hay que seguir luchando.

- ¿Y un mensaje para el hincha?
- Al hincha de Boca le digo que así como ellos extrañan ver a Boca e ir a La Bombonera, nosotros también lo extrañamos y los extrañamos a ellos. Ahora es momento de quedarse en casa para cuidar la vida. La vida es lo más importante que tenemos. Lo único que no te dan dos veces. A nosotros nos hace falta la hinchada de Boca tanto como ellos nos extrañan a nosotros.

- ¿Hay Campuzano para rato en Boca?
- Sí, claro. Tengo varios años más de contrato y los quiero cumplir. Tengo muchos
sueños todavía por lograr en Boca. Hay Campuzano.
Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas @FarandulaShow

0 comentarios :

Publicar un comentario