Ahora
Loading...

Los Campeones del 86´ volvieron a jugar e inauguraron un microestadio en Escobar.

Fue el sábado en la localidad de Garín y a beneficio del programa integral de fortalecimiento alimentario Hambre Cero. Los mundialistas se impusieron por 8 a 7 a un combinado local que tuvo como invitados al Burrito Ortega, Christian Sancho y Darío Lopilato.
Nery Pumpido cortó el centro y sacó rápido para el cabezón Ruggeri. El Gringo Giusti picó por la izquierda y le pidió el pase, pero lo único que consiguió fue llevarse la marca de Darío Lopilato y Christian Sancho, dos jugadores rivales. Oscar abrió la pelota para la derecha y el Negro Enrique      -hombre que quedó en la historia por haberle dado el pase a Maradona en el gol a los ingleses en México 86- tocó de primera para Carlos Tapia. El Chino, demostrando que la magia de su zurda sigue intacta, metió la punta del botín debajo de la pelota y consiguió que la redonda pase por arriba de la cabeza del Burrito Ortega que saltó pero no consiguió desviarla. Y Eber Ludueña, relator del partido junto a Mariano Pavón, comentó: “¡Qué linda jugada! Yo una vez en la Bombonera también tiré un sombrero… Había uno adelante que no me dejaba ver el partido y se lo revoleé para abajo”. Tapia siguió con la pelota unos metros más y le dio el pase a Jorge Burruchaga que miró fijo al arquero y definió suave contra el palo derecho mientras Oscar Garré aplaudía desde un costado.

Mirá el video:
Pasaron 33 años pero la magia de los Campeones del Mundo de México 86 todavía está intacta. Y el sábado, en la inauguración del Microestadio en el partido bonaerense de Escobar, más precisamente en la localidad de Garín, se dieron el gusto de volver a vestir la camiseta Argentina y emocionar a las casi dos mil almas que se acercaron hasta el lugar para verlos otra vez en acción, y participar de un fin solidario: se donaron 8 mil alimentos no perecederos que serán destinados al programa integral de fortalecimiento alimentario Hambre Cero, que lleva adelante la Municipalidad desde abril de 2017. El equipo rival estuvo compuesto por un combinado local futbolistas históricos de la Liga Escobarense y el Ascenso, el arquero de Los Murciélagos Darío Lencina, y los invitados sorpresa que reforzaron el equipo: Ariel Ortega, Sancho y Lopilato.“En el marco de los 60 años del partido de Escobar seguimos creando hitos para el resto de las generaciones, porque este es el momento de comprometernos y de mirarnos a los ojos, realizando obras y hechos concretos que mejoren la calidad de vida de la gente. Es educación, es cultura, es deporte y es trabajo para sacar el país adelante. Hoy ponemos en movimiento un lugar para toda la comunidad escobarense y la región, porque de esta manera tiramos todos para el mismo lado”, expresó el intendente Ariel Sujarchuk.






Durante una hora y dirigidos por el árbitro internacional Germán Delfino, los Campeones del Mundo dieron una lección de fútbol y ganaron 8 a 7. Un resultado ajustado pero merecido que en el final tuvo un momento emotivo. Cinco minutos antes del pitazo del árbitro, Nery Pumpido salió del arco y le dio los guantes a Francisco, su hijo de 14 años. Y cómo si se tratara de un guion de Hollywood, en el último segundo Francisco descolgó un centro de Ariel Ortega que podía haber sido el empate. Lluvia de papelitos, entrega de premios y aplausos para estos gladiadores que volvieron a emocionar y a llenar de gloria una cancha de fútbol.


Mirá #FarandulaShowTv:
Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas @FarandulaShow

0 comentarios :

Publicar un comentario