Ahora
Loading...

Se destruyeron más de 32 mil armas provenientes del delito. @german_garavano

Los ministerios de Justicia y Derechos Humanos y de Seguridad llevaron a cabo un operativo de destrucción de 32.320 armas de fuego en una planta siderúrgica de la ciudad bonaerense de Campana, en el marco de la política de Desarme que la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) implementa a nivel nacional.
Más del 50 por ciento de las armas que fueron compactadas y que serán transformadas en hierro fundido provienen del delito y el crimen organizado, fueron incautadas y decomisadas en procesos judiciales en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Neuquén y Chaco y en la Ciudad de Buenos Aires.


Las armas fueron trasladadas desde el Banco de Materiales Controlados (BANMAC), dependiente de la ANMaC, bajo un operativo de seguridad a cargo del grupo Alacrán, la unidad especial de Gendarmería Nacional.
A partir de la ley 27.192, que la creó en octubre de 2015, la ANMaC cuenta con la potestad de efectuar la destrucción, con carácter exclusivo y excluyente, de armas y municiones, como así también de registro, autorización y fiscalización de los procedimientos.
En las instalaciones de la planta siderúrgica Tenaris Siderca, se transforma la chatarra ferrosa en materia prima para la fabricación de acero.
Cada tonelada de acero reciclada ahorra en promedio 1,4 toneladas de mineral de hierro (insumo importado), y 1,3 Giga Joules de energía primaria, además de que evita la emisión de 1,5 toneladas de CO2.
“Quiero felicitar a la ANMAC que está llevando a cabo una política proactiva y efectiva, que no sería posible sin el trabajo de los Ministerios de Seguridad de la Nación y las provincias, que luchan contra el delito muy fuertemente, en especial del delito violento que incluye el uso de armas de fuego”, sostuvo el ministro de Justicia, Germán Garavano. Leer más: https://goo.gl/6gDcQU

Mirá el video:
Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas Farandula Show