Ahora
Loading...

Más de 300 viviendas de comunidad shipibo-koniba quedaron reducidas a cenizas.


Más de 300 viviendas de la comunidad shipibo-koniba de Cantagallo, la mayoría construidas con madera, quedaron reducidas a cenizas durante el gigantesco incendio que se desató después de la medianoche en un mercado aledaño, pero que luego se expandió a esa zona de viviendas vulnerables.
Manuel Vera, comandante del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, estimó en "RPP" que el número de damnificados supera los 700 y podrían ser más de un millar, quienes lo perdieron todo y ahora claman por ayuda. Vía @AgenciaTélam
Mira el video:

Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas Farandula Show

0 comentarios :

Publicar un comentario