Ahora
Loading...

“Acá estoy, bien y para seguir trabajando por la Argentina que soñamos".


"Gracias a todos los argentinos que me llenaron de mensajes desde el viernes a la tarde hasta hoy. Acá estoy, estoy bien para seguir trabajando juntos por esa Argentina que soñamos, y ésta es una manera maravillosa de comenzar la semana", dijo Macri.
Así lo afirmó al participar esta mañana de un acto en el Club Atlético Social y Deportivo Juventud Unida de Llavallol, en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, adonde anunció hoy la devolución del 40 por ciento de los facturado por el servicio de electricidad a los clubes de barrio "retroactiva al 1 de abril".
Esta mañana, el jefe de Unidad Médica Presidencial, el cardiólogo Simón Salzberg, afirmó que el corazón del presidente Mauricio Macri está “sano" y que la arritmia que sufrió el viernes último "no deja secuelas", por lo que no va a tener "restricciones laborales".
Salzberg señaló que, a partir de ahora, el tratamiento que deberá seguir Macri consistirá en "medicación durante tres o cuatro semanas”, y su evolución se seguirá con exámenes semanales.
"Tratamos al presidente como a cualquier paciente", dijo el médico cardiólogo, quien reveló que Macri "se preocupó, pero no se asustó en absoluto" con su episodio de arritmia.
"Cuando él nos consulta, lo ve el médico que estaba en Olivos y detecta un pulso irregular. Cuando detectamos la fibrilación auricular, actuamos como se actúa habitualmente”, contó Salzberg, quien especificó que los cuadros de arritmia “remiten espontáneamente".
"Esperamos una hora y media, y, cuando hicimos el segundo chequeo, persistía la arritmia", relató el médico en diálogo con radio Continental, y sostuvo que, ante esa situación, decidieron "intentar la reversión" y, "en conjunto" con el presidente, eligieron la clínica donde realizar el procedimiento, que fue la Clínica Olivos, ubicada a pocas cuadras de la residencia oficial.  Vía @AgenciaTélam
Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas Farandula Show