Ahora
Loading...

Un Boca necesitado enfrenta a River con la lupa del Gobierno.


Con más condimentos que nunca para que el superclásico no sea un partido más, Boca Juniors y River Plate jugarán hoy en Mendoza algo más que un amistoso de verano, con el equipo 'Xeneize' necesitado de un triunfo tras la derrota ante el 'Millonario' hace una semana, y con la lupa del gobierno sobre la violencia, en medio de fuertes advertencias para que no se repitan las agresiones e indisciplinas que se vieron en los últimas ediciones.
El propio presidente Mauricio Macri reclamó a los futbolistas de Boca y River no repetir el "espectáculo bochornoso" del primer superclásico jugado el sábado pasado en Mar del Plata.
"Claramente esperamos todos los argentinos, los que somos de Boca o de River, de otros equipos o a los que no les gusta el fútbol, que se vea en la cancha un espectáculo que tenga que ver con el deporte, no lo que vimos el sábado pasado, que fue cualquier cosa menos eso", exigió Macri, ex presidente de Boca.
Como si esto fuera poco, el Ministerio de Seguridad le pidió a Boca que le aplique "severas sanciones" internas a Daniel Osvaldo y Danial 'Cata' Díaz "por los gestos provocativos" que les hicieron a los hinchas de River en Mar del Plata. Vía @AgenciaTélam
Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas Farandula Show