Ahora
Loading...

“La reforma seguirá con determinación lucidez y decisión”.


En su tradicional mensaje a la Curia Romana, Francisco recordó las 15 "tentaciones y enfermedades" sobre las que había advertido el año pasado, entre ellas la "acumulación", los chismes", la "fosilización mental y espiritual" y el "exhibicionismo".
"Algunos de esos males se han manifestado a lo largo de este año, provocando mucho dolor a todo el cuerpo e hiriendo a muchas almas", reflexionó el Santo Padre en el discurso que brindó en la Sala Clementina del Palacio Apostólico Vaticano.
En esa línea el Papa advirtió hoy a los miembros de la Iglesia que "la reforma seguirá adelante con determinación, claridad y decisión", luego de un año marcado en parte por las resistencias que tuvo la impronta papal en el Sínodo de Obispos por parte de algunos miembros de la Santa Sede y por el escándalo de filtración de documentos reservados conocido como "Vatileaks 2".
En un discurso que brindó sentado, luego de reconocerse "no muy fuerte" frente a una gripe "de hace algunos días", el Santo Padre fue tajante al decir que "sin embargo, los males y hasta los escándalos no podrán ocultar la eficiencia de los servicios que la Curia Romana, con esfuerzo, responsabilidad, diligencia y dedicación, ofrece al Papa y a toda la Iglesia, y esto es un verdadero consuelo".
"Sería una gran injusticia no manifestar un profundo agradecimiento y un necesario aliento a todas las personas íntegras y honestas que trabajan con dedicación, devoción, fidelidad y profesionalidad, ofreciendo a la Iglesia y al Sucesor de Pedro el consuelo de su solidaridad y obediencia, como también su generosa oración", destacó. Vía @AgenciaTélam

Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas Farandula Show