Ahora
Loading...

Lucas Cabello sigue “en terapia intensiva, con una mínima mejoría".

El hombre resaltó que hay "una cosa bien clara" en esta situación y es que "Lucas fue a comprar una milanesa, discutió con un efectivo de la Policía Metropolitana y éste le disparó y, cuando cayó al piso, le efectuó dos disparos más".
Heredia aclaró que Cabello "no estaba armado" en el momento en que el efectivo de la Metropolitana le efectuó los tres disparos, y expresó que "lo único que tenía en las manos eran dos sándwiches de milanesa y un pan saborizado que la panadera siempre le daba para la hija".
"Tuvo una discusión con el policía, todavía no sé muy bien por qué, y efectuó un disparo, y cuando Lucas cae al piso hace dos disparos más", relató Heredia en declaraciones a radio Del Plata.
El padrastro del joven aclaró que "hay testigos" del hecho, entre los que se encuentran Camila, la pareja de Lucas; su hija; "los vecinos de enfrente y una pareja que pasaba".
Respecto de ésta última pareja, indicó que en su familia no los conocían pero que "fueron ellos solos a declarar porque el muchacho lo levantó a Lucas y lo subió al auto, ya que justo venía un vecino, y lo llevaron al hospital".
"El primer tiro" que el efectivo de la Metropolitana efectuó "le dio en la pera, que reventó la médula y se alojó en la nuca; el segundo tiro fue en el estómago y le reventó un testículo; y el tercero fue en la rodilla", expresó el padrastro del joven.
"En la casa de al lado había una consigna de una vecina del fondo, que ahora se mudó, y tenía un botón antipánico porque tenía discusiones con la vecina de adelante; nada que ver con nosotros", relató el hombre y añadió que la "consigna era de 24 horas con presencia de la Metropolitana". Vía @AgenciaTélam

Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas Farandula Show