Ahora
Loading...

Fito Páez, clásico y sinfónico, en el Centro Cultural Kirchner.

Con la huella de un concierto del mismo tenor consumado el año pasado en La Habana, Cuba, y con la dirección de Mariano Otero, Páez experimentó en el CCK la incorporación de timbres y arreglos sinfónicos a sus composiciones originales, imaginadas en otro lenguaje.
De la variedad de fórmulas que se combinaron en el concierto de anoche, la más difícil de conciliar –en el plano del diálogo instrumental- fue la introducción de la batería en reemplazo de la percusión tradicional de las formaciones orquestales, una audacia que tuvo resultados dispares. Esa interacción transitó entre el desacuerdo ("Cadáver exquisito") y la comunión ("Ciudad de pobres corazones").
Claro que hubo momentos lúcidos: la introducción de vientos de "11 y 6"; la relación piano-contrabajo de "Parte del aire"; la sección de cuerdas en el arreglo de "Detrás del muro de los lamentos", o la evocación de creaciones que tienen un lugar ganado en la historia de la música popular argentina como la interpretación, sin desbordes vocales, de "Tumbas de la gloria".

Mira el video:

Compartir en Google Plus

Notas Relacionadas Farandula Show